Los mitos de la alimentacion : alimentos sanos y grasos

“Comer limón antes de la comida o a la mañana disminuye la grasa corporal y ayuda a adelgazar”
Falso. Ni el limón ni ningún otro alimento tienen la propiedad de disminuir la grasa corporal, las personas adelgazan o engordan de acuerdo a la cantidad de calorías que ingieran y a las que gasten a lo largo del día.

Los guisos y estofados son platos con mucha grasa

La cantidad de grasa y calorías que contiene un guiso o estofado depende de la cantidad de aceite que emplees y del tipo de alimentos que incluyas. Un cordero al chilindrón va a tener más grasa que por ejemplo un estofado de ternera con verduras o un guiso de patatas con espinacas y gambas. Por tanto, si no abusas del aceite e intentas escoger ingredientes poco grasos, puedes preparar sabrosos guisos y estofados que no tienen porqué ser platos “prohibidos”.

mitos alimentacion

Mito: Sin grasa significa sin sabor.
Realidad: Aunque muchos de los primeros alimentos sin grasa que aparecieron en el mercado no lograban ofrecer el sabor esperado, los productos actuales han mejorado mucho. Si ciertos productos sin grasa no satisfacen sus gustos, intente con las versiones reducidas en grasa . Haciendo algunos ajustes se puede incorporar un poco de grasa para agregar tanto sabor como textura a los alimentos. Piense en la leche descremada y en la leche con 1% de grasas.

“Los alimentos integrales no engordan”
Falso. Los alimentos integrales aportan prácticamente la misma cantidad de calorías que los refinados, la diferencia está en que los integrales aportan fibra que ayuda a reducir el colesterol, evita la constipación, etc.

Si quiero adelgazar, los fritos están prohibidos

No hay duda de que la fritura es una técnica culinaria mediante la cuál los alimentos absorben bastante grasa. Sin embargo, es posible que la idea que tienes de las frituras sea demasiado negativa. Si sigues unos sencillos consejos puedes preparar fritos no tan grasos. ¿Cómo lo puedes conseguir?

“Los alimentos dietéticos pueden ser consumidos en grandes cantidades ya que no engordan”
Falso. Como aportan calorías, las cantidades se las debe indicar su nutricionista.

Mito: No todas las calorías se crean de la misma manera.
Realidad: Una caloría es una caloría, ya sea que provenga de un hidrato de carbono, de proteínas o de grasa. Lo que es importante es que su consumo total de calorías esté balanceado con la cantidad de calorías usadas. Sin embargo, las investigaciones demuestran que si usted está consumiendo más calorías de las que realmente necesita –independientemente de la fuente- las calorías de grasa son fácilmente convertidas en grasa corporal. También es importante balancear el consumo de proteínas, hidratos de carbono y grasas para poder mantener la salud y el peso corporal.

“Para estar bien alimentado hay que comer mucha carne”. Para estar bien alimentado hay que comer de todo. La carne cumple una función muy importante, pero es preciso ingerir otros alimentos.

alimentos grasos

“Si combino pastas con carne es perjudicial para la salud porque el organismo no puede digerir ambos alimentos a la vez”
Falso. El organismo está preparado para digerir todos los tipos de alimentos en una misma comida.

Mito: Bajo en grasa significa bajo en calorías.
Realidad: Reducir la cantidad de grasa en un alimento no significa que necesariamente tenga pocas calorías. Mientras algunos productos pueden tener menos grasa, el contenido calórico puede ser igual o mayor que el del producto normal. Consuma alimentos bajos en grasas con moderación, tal como lo haría con un producto no reducido en calorías ni en grasas. El panel de Información Nutricional de la etiqueta es clave a la hora de averiguar cuál es el contenido de grasas y calorías de los alimentos.

“El agua, durante las comidas, engorda“. El agua es un nutriente que no aporta calorías, por tanto, es imposible que engorde , aunque vamos a puntualizar: sí que es cierto que, frente a determinadas patologías, puede retenerse en el cuerpo formando edemas y elevando el peso corporal (que no la grasa); no adelgaza pero ayuda, pues puede ser útil para frenar el apetito y dilatar el estómago para que se estimule el reflejo de la saciedad. El por qué una idea tan absurda puede seguir vigente hay que buscarlo en la condenada publicidad, que nos ataca con frases como “… el agua ligera, que aligera el peso…”, lo que ayuda a perpetuar el mito.

“El pan tostado adelgaza “. El pan tostado aporta las mismas calorías que el normal. Al tostarlo, sólo se elimina el agua que contiene.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *